Pasar al contenido principal

NOTICIA Dispositivo innovador mejora el pronóstico de pacientes infartados

Jul 20, 2022

Dispositivo innovador mejora el pronóstico de pacientes infartados

Dispositivo innovador mejora pronóstico de pacientes infartados.

por Fernando Zamora

Sufrir un ataque cardiaco es una emergencia médica que debe ser tratada con rapidez, ya que la interrupción del flujo de sangre que va al corazón, puede destruir parte del músculo cardiaco, debilitándolo y haciéndolo más propenso a sufrir otros infartos.

Cada minuto cuenta, sin embargo, restaurar el flujo sanguíneo no es instantáneo y en pacientes cuyo corazón está muy debilitado, es necesario asistirlo a través de dispositivos que lo ayuden a seguir bombeando sangre durante los procedimientos de intervención cardiaca.

La buena noticia es que en el Hospital Zambrano Hellion ya se cuenta con un dispositivo de asistencia circulatoria que, de acuerdo al Dr. Juan Quintanilla, cardiólogo intervencionista de TecSalud, es fácil de colocar, mejora los resultados en estas intervenciones, y puede salvar muchas vidas.

A continuación, te contamos cuál es este dispositivo que ofrece protección a pacientes con choque cardiogénico y que son sometidos a procedimientos de angioplastia de alto riesgo.

 

¿Qué es un choque cardiogénico?

El choque cardiogénico, también conocido como insuficiencia cardiaca aguda, es una afección mortal en la que el corazón no logra bombear suficiente sangre y, por lo tanto, oxígeno al resto del cuerpo, incluyendo órganos vitales como el cerebro.

Un choque cardiogénico es una emergencia que debe ser tratada de manera inmediata, ya que de lo contrario puede conducir a la muerte, de hecho, si se trata a tiempo, sobrevive cerca de la mitad de las personas que lo llegan a padecer.

Existen varias causas de esta afección, por ejemplo, hemorragias internas, pérdida de sangre, embolia pulmonar, sobredosis de medicamentos, pero la causa más común es por el debilitamiento del músculo de corazón a lo largo del tiempo.

Este debilitamiento se puede dar por presión arterial alta o por obstrucción de las arterias coronarias por placa de colesterol, que evita que la sangre rica en oxígeno fluya libremente y es esta falta de oxígeno, la que provoca que células del corazón mueran, dañando su capacidad de bombeo.

Para prevenir el riesgo de padecer un choque cardiogénico, es importante llevar hábitos saludables como dejar de fumar, limitar el consumo de alcohol, hacer ejercicio y llevar una dieta libre de grasas saturadas, de exceso de sal y azúcar. 

 

¿Cómo se libera al corazón de un choque cardiogénico?

Un choque cardiogénico ocurre generalmente en personas que están sufriendo un ataque cardiaco grave, por lo que es importante aprender a reconocer los síntomas como dolor opresivo en el pecho, dolor que se extiende por el hombro, brazos, espalda y mandíbula, falta de aire y mareos.

Ante estos síntomas es necesario buscar atención médica rápidamente, ya que de esa manera mejoran las posibilidades de sobrevivir y se reduce el daño al corazón. Lo importante es restaurar el flujo de sangre dentro del corazón y en todo el cuerpo. Esto se puede lograr a través de procedimientos como la angioplastia.

La angioplastia o intervención coronaria percutánea, es un procedimiento en el que se inserta un catéter a través de las venas del brazo o pierna, que contiene un globo desinflado rodeado de una malla. La malla se abre con ayuda del globo, ensanchando la arteria obstruida por placa de colesterol y permitiendo el regreso del flujo sanguíneo.

Sin embargo, aunque después de la angioplastia el paciente puede recuperar el flujo sanguíneo en la arteria obstruida, es necesario que durante el procedimiento, el corazón del paciente continúe bombeando sangre para no provocar más daño en el organismo. Y esto se puede lograr a través de dispositivos de asistencia ventricular.

Dispositivo  de asistencia ventricular Impella.

 

Nuevo avance en la cardiología intervencionista

En la actualidad, el dispositivo de asistencia ventricular que más se utiliza en todo el mundo es el balón de contrapulsación que según Quintanilla, ayuda a mejorar la perfusión o flujo sanguíneo y protege la contractilidad del corazón.

Sin embargo, en los últimos 5 años se diseñó un dispositivo nuevo que actualmente se encuentra en el Hospital Zambrano Hellion y que, de acuerdo con el doctor, ha llegado a revolucionar la cardiología intervencionista. Se llama Impella.

Este dispositivo tiene la capacidad de prácticamente sustituir toda la función del corazón. Se está utilizando en todo el mundo y es para realizar angioplastias que llamamos de alto riesgo.

Es un dispositivo que nos permite trabajar en las arterias coronarias, en pacientes con un corazón muy dañado. Es una protección que se le ofrece al paciente y que es transitoria durante un procedimiento de intervención coronaria”, comentó.

El dispositivo se introduce a través de la ingle y se conduce hacia el corazón en donde se implanta, para estar funcionando durante el tiempo que dura la angioplastia.

Asegura una mayor protección y mejor sobrevida de los pacientes que son llevados a una angioplastia de alto riesgo en choque cardiogénico.

La colocación del Impella asegura la circulación a todo el organismo durante el procedimiento. Cuando llega un paciente infartado en choque cardiogénico, empezamos por ahí para protegerlos durante el procedimiento de rescate”, concluyó Quintanilla.

Médicos cardiólogos de TecSalud realizan primer procedimiento con dispositivo Impella.

 

Noticias relacionadas

Robbie